Siglo XXI; La realidad del gas, del carbón y del petróleo

Ginna Paola Forero

23 marzo, 2022

Estamos viviendo en estos tiempos un cambio trascendental en la concepción del modo en que la industria energética debe formar parte de nuestro día a día.

Nunca antes la preocupación por el medioambiente y el temido cambio climatico que estamos provocando había sido tan evidente, ni se había materializado en una toma y fijación de compromisos y objetivos por parte de los gobiernos.

Sin ir más lejos, en la  cumbre de seul se ha alcanzado el compromiso de lograr una recuperación más verde, así como avanzar hacia la meta de la neutralidad en la emisión de carbono, y aunque estos acuerdos suelen quedarse en papel mojado con gran facilidad, al menos en esta ocasión la propia cumbre ha predicado con el ejemplo, ya que al haberse desarrollado principalmente de forma telemática el planeta se ha ahorrado las descomunales emisiones de gases de efecto invernadero que conlleva transportar a decenas de líderes mundiales con sus séquitos incluidos.

 

Alternativas Sostenibles para la Movilidad.

En los últimos meses casi todos hemos oído hablar del hidrógeno verde, y de laselevadas inversiones que se están realizando para implementarlo, como alternativa limpia, a las clásicas energías contaminantes. Sin embargo, su uso parece tener ciertas zonas oscuras y algunos dudan que suponga el remedio que nos han hecho creer, puesto que, aunque es cierto que al quemar H2 no se produce CO2, la realidad muestra que su producción tardará en ser competitiva al menos una década. Tiempo que no podemos permitirnos perder estando la situación climática en el estado en que está.

Además, según han denunciado las organizaciones no gubernamentales Corporate Europe Observatory (CEO), Food & Water Action Europe y Re:Common, el lobby del gas estaría presionando a Bruselas para financiar a través de fondos públicos toda la I+D requerida para que la producción de hidrógeno verde sea competitiva.

La conclusión del informe es que el hidrógeno verde supone un negocio alternativo para el lobby del gas que, habiendo perdido en su lucha contra las renovables eólica y fotovoltaica, continuaría dando uso a sus infraestructuras a través de él y los autores del informe plantean alternativas para lo que consideran «burbuja del hidrógeno».

Categoria:Sin categoría
Etiquetas:

Contenido relacionado .

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *